14 de marzo de 2013

Sobre la cobertura de la renuncia, el cónclave y la elección

No puedo dejar de ver una cobertura informativa con ojos de periodista. Es sumamente interesante. Estos últimos días de cónclave consumí con entusiasmo cuanto encontré.

Sigo opinando que somos las más bajas personas (los periodistas). Me llevé muchas profundas decepciones. Nick Kristof, por ejemplo, me pareció insufrible estos días. Los mexicanos pésimos, salvo la encantadora Valentina Alazraki. Lo poco que vi a López Doriga bien y a Pablo Hiriart me parece que le faltó producción. Hubo un directo de una reportera (bonita, joven y española) que dio pena ajena. No pudo recordar el apellido del cardenal Scherer y básicamente dejó caer la emisión. Me recordó aquél artículo que atribuía la equívocada portada del El País a el despido de experimentados periodistas y la dependencia de jóvenes inexpertos.

Me gustó, por ahí en Internet anda, el video del Catalán -creo- de la agencia 101 contando la campaña de News.va y @pontifex. En cuanto a Internet destaco que el anuncio del nuevo Papa  lo seguí live streaming en youtube/vatican y que el primer sitio donde leí la biografía del Papa fue en .va dirigido de News.va, creo recordar. También vale la pena mencionar que el primer Papa Boy en anunciarme "Fumata Blanca", lo hizo por Whatsaap. La fuente de mis fuentes:Twitter.

Luego más.

El contrincante no es el enemigo

El día después del debate, llevando a mis hijas a su clase de dibujo con la abuela, me dijo una de ellas que las amigas de...