10 de junio de 2016

Salir del grupo

En estos días mi hija mayor deja el kinder. Después de 7 años y 4 jardines, acabó con la primera de las etapas de la vida escolar. Doctora en kínder. Estos días, también acaban y festejan los que terminan secundaria y preparatoria. Las madres de los que acaban primaria se empeñan también en festejar.

Lo que me llama la atención es que más de una mamá desesperada lo está viendo como la oportunidad perfecta para  abandonar el chat de whatsapp. Hartas de sufrir las inseguridades de sus pares, con preguntas que ya han sido respondidas por la escuela, o pidiendo consejo sobre la mejor forma de gastar el dinero de su marido en lujos que los niños no necesitan, algunas madres huyen del lavadero digital como de la plaga.

Que bueno me parece a mi. Menos ruido es bueno. Más conversaciones de verdad, mejor. Más amigos y más llamadas, más encuentros. Menos wa y menos guato. La oportunidad perfecta de salir del grupo. Al menos durante el verano.


El contrincante no es el enemigo

El día después del debate, llevando a mis hijas a su clase de dibujo con la abuela, me dijo una de ellas que las amigas de...