21 de enero de 2011

Videojuegos para enganchar alumnos varones al estudio



El problema parece claro. La solución propuesta en este video, no tanto. Desde luego que hacer mejores videojuegos es una cosa buena. Está claro que en la medida en que estos juegos hagan más que sólo entretener harán un bien a la sociedad.

Sin embargo, concuerdo más con el Doctor Sax cuando dice que lo que necesitan nuestros chavos es contacto con la realidad, más que realidad virtual. Me parece que los campamentos, el juego, el deporte y la figura de autoridad masculina tanto del papá como del profesor ayuda más que el videojuego en la formación de varones.

No obstante, el video aporta algunas ideas a favor de la educación diferenciada que, poco a poco, vuelven a ser la vanguardia científica de la pedagogía.

El contrincante no es el enemigo

El día después del debate, llevando a mis hijas a su clase de dibujo con la abuela, me dijo una de ellas que las amigas de...