5 de octubre de 2014

¡Foto!



via Instagram http://ift.tt/ZK0fDT

Te acecho

Y seguramente no sólo yo. Pero sí, sé quién eres. Si no con certeza, con un alto grado de probabilidad. Sé a qué hora leíste esto, desde qué tipo de dispositivo, en qué navegador (¡sé quien usa IE!). Conozco qué visitaste dentro de mi blog. Cuánto tiempo pasaste en él.

Puedo deducir si me leíste completo o si sólo te llamó la atención que había una foto. Sé dónde estás y quién eres. Si se me complica, voy y busco las horas de tus publicaciones de fb y te hallo por la hora. Andabas de redes sociales y dejaste huella.

Hay que echarle algo de deducción pero no es tan difícil. Son contados mis conocidos que están fuera del país. De esos, sé quién está en Madrid, quién en Pamplona y sólo se me ocurren dos que puedan leerme desde Tudela.

Si de plano tu huella digital me dice dónde trabajas, está muy fácil.

Sólo tu estás en Mérida. El que está en Cadereyta, ese si me desconcierta... porque debería estar trabajando.

Ignoro, eso sí, quién me lee en Pachuca Hidalgo y otros que me saltan por ahí en lugares desconocidos.

Me da mucho gusto que se tomen el tiempo, que se pasen por aquí.  Sé quién eres porque todavía no somos demasiados. Ojalá pronto no pueda deducirte porque no te conozco de nada.

JS

El contrincante no es el enemigo

El día después del debate, llevando a mis hijas a su clase de dibujo con la abuela, me dijo una de ellas que las amigas de...