18 de noviembre de 2017

Bad genius


Te recomiendo esta película Tailandesa. Es una historia sobre honestidad intelectual, amistad, ambición y la espiral descendiente de las pequeñas malas desiciones. Todos los elementos para hacerla un deleite. Actuaciones y cinematografía de primer nivel. También, una agradable sorpresa al iluminar un poco el mundo del adolescente Tailandés que, ya se ve, es relativamente similar a lo que hay por acá.


Muy bien construida, se conduce estupendamente levantando emociones y suspenso, mientras que asienta la humanidad compartida entre todos y crea continuamente un vínculo con sus protagonistas. Gustó. Mucho. Aquí el trailer.


El contrincante no es el enemigo

El día después del debate, llevando a mis hijas a su clase de dibujo con la abuela, me dijo una de ellas que las amigas de...