16 de junio de 2012

Tyson

Se enredó en la red de la portería. Un rato solamente. Aguanto bien, gimiendo, no ladrando.

Tiene que aprender -como tú y como yo- a dejarse ayudar. En una red, si te desesperas y te mueves, todo se complica.


El contrincante no es el enemigo

El día después del debate, llevando a mis hijas a su clase de dibujo con la abuela, me dijo una de ellas que las amigas de...